*

Mi foto
Neverland, Spain
Serendipity es la palabra.

domingo, 7 de abril de 2013

Es él.

Es él. Lo sé. Solo quiero su cuello para esconderme cuando el mundo me queda un par de tallas grande. Y morderlo cuando tengo hambre de sexo. Solo quiero sus putos abrazos. Sus espasmos que le pegan cuando empieza a soñar. Sus buenos días, sus buenísimas noches. Sus tostadas con zumito y pétalos de rosa de plástico robados del jarrón de la cocina. Solo quiero sus "te quiero", él hizo que pudiera creer que esas palabras sí tienen significado, quiero su primer "t'estim" que me dijo. Es él. No le tiembla la voz cuando habla de futuro, lo sé, es él. Me cogió de la mano cuando yo solo tenía miedo. He llorado por ser feliz.

Me quedo con las noches de insomnio hablando hasta las 4:20 de la mañana, me quedo con follar oyendo "extremo", con cuentos de buenas noches princesa, del sonido de su skate al fondo de mi calle, con los besos de verano en mi portal, me quedo con nuestros buenos días de marmotas, de obligarnos a estudiar, de hacerle cosquillas y se enfade porque no puede ganarme, me quedo con los besos de las paradas de metro, con su colonia, sus sudaderas gigantes, su risa; su puta risa, me quedo con él porque es él joder. ES ÉL.

No hay comentarios: